\

Tren de impulsión

Encuentre las piezas para su equipo
Filtro
Vea los precios y el inventario locales, además de realizar pedidos en línea.
{imgAlt}

Tren de impulsión remanufacturado · Transmisiones remanufacturadas

1. Mandos finales: los grupos de mandos finales Cat® Reman vienen completamente armados y listos para instalar. Los engranajes planetarios se prueban en un 100 % con Magnaflux para revisar si tienen fisuras. Todos los cojinetes, los sellos, las empaquetaduras y los sellos anulares se reemplazan por nuevas piezas Cat®. Las estrías, los chaveteros, las roscas y otras superficies de desgaste dañadas se restauran conforme a las especificaciones de piezas nuevas. Los ejes planetarios, las tazas de cojinete y los bujes se congelan y presionan en el lugar. Por último, todos los mandos finales se prueban en un 100 %.
2. Convertidores de par: los convertidores de par Cat Reman incluyen las últimas actualizaciones de ingeniería y mejoras de diseño y se prueban en un 100 % conforme a las especificaciones de fábrica. Se reemplazan todos los sellos, las tazas y los cojinetes. Todas las piezas que no se pueden recuperar a una condición "como nueva" se reemplazan con piezas Cat nuevas.
3. Ejes motrices: las líneas de mando remanufacturadas se equilibran con cojinetes de aspas y tubos nuevos instalados. Las tecnologías de recuperación de última generación de Cat Reman, las pautas de reutilización estrictas y los sistemas de control de calidad inigualables permiten garantizar la preservación de la precisión y la calidad especificadas originalmente a fin de proporcionar una vida útil de rendimiento y valor.
4. Transmisiones: las transmisiones Cat Reman incluyen las últimas actualizaciones de ingeniería y mejoras de diseño y se prueban en un 100 % conforme a las especificaciones de fábrica. Se reemplazan todos los sellos, las tazas y los cojinetes. Todas las piezas que no se pueden recuperar a una condición "como nueva" se reemplazan con piezas nuevas. Revisamos las placas de embrague de la transmisión para evaluar la lisura; luego, se pulen ambos lados de manera precisa de acuerdo con las especificaciones de acabado de la superficie original para obtener un rendimiento como nuevo. Después del rearmado, las transmisiones se someten a una prueba de varios pasos, que incluye una ejecución de todas las marchas de avance y retroceso a velocidades bajas y altas, la configuración de la presión de la válvula, una revisión para ver si hay fugas y la sincronización correcta de los cambios.
5. Zapatas y bandas de freno: los componentes usados de zapatas y bandas de freno se desarman, luego se limpian completamente y se inspeccionan para ver si hay daños. El revestimiento libre de asbestos se adhiere y se remacha para agregar confiabilidad. Además, todos los rodillos, bujes y resortes de banda se reemplazan con piezas nuevas y la tornillería dañada se reemplaza donde se requiera.